GORDEMON CÓMICS - Bizarrismo ilustrado

Puedes hacer una donación aquí y así no estropearé la página con anuncios

Crítica

Odiar a las personas por algo en particular es muy común en nuestra sociedad enferma. Odiar por que sí es raro, pero también ocurre. ¿Moros? ¿Gordas? ¿Gays? ¿Niños educados como animales salvajes? ¿Reketoneras? Sí, todos pueden ser odiables según para qué personas… pero en ocasiones nos confundimos. ¿Tengo que ser amable con un moro por que sí cuando en realidad no soy amable con nadie? La respuesta la hayareis en vuestro corazones… cuando vayais de tripis.

Odiar a las personas

Odiar a las personas por algo o por nada

Cuando un amigo tiene novia podemos notar como su presencia se desvanece ligeramente en los planes de grupo. En ocasiones desaparece del todo. Calzonismo, domado, sometido… hay muchas formas de llamarlo. ¿De verdad hay que separarse de los amigos cuando nos emparejamos con alguien? La experiencia me dice que… cacafuty.

Cuando un amigo tiene novia

Cuando un amigo tiene novia

No me gusta mi trabajo y seguro que a mucha gente le pasa lo mismo. Podría gustarme, si estuviera bien pagado y se respetaran los horarios. Así tendría más tiempo para dibujar mierdecitas y que tú las veas. Pero aunque no me guste y me tenga que joder, porque ahora mismo es lo que hay, no voy corriendo a Facebook a quejarme para que la gente me diga “ánimo, tú puedes”, o “jódete idiota” o lo que sea… NO, a Facebook no joder. Quejarse por las redes sociales es de gente con problemas mentales. Si lo haces, deja de hacerlo porque es altamente ridículo. Hay gente que lee tus quejas y se ríen de tu inutilidad, de lo imbécil que eres. Otros tendrán pena por ti, y quizás otros piensen que deberías dejar el trabajo a alguien que lo necesite y que no se queje tanto. Al fin y al cabo la culpa de que el sistema laboral sea una mierda es nuestra, porque siempre hay alguien dispuesto a hacer lo mismo por menos. ¿Eres una de esas mierdas arrastradas? ¿Tu talento no vale tanto? Basura…

No me gusta mi trabajo

No me gusta mi trabajo  No me gusta mi trabajoVete a un puto psicólogo

Cuando eres imbécil tu vida social puede verse resentida. Te darás cuenta a la hora de salir a tomar algo, que nadie quiere ir contigo. Cuando eres imbécil pero tienes droga la cosa cambia. Aparecen amigos por todas partes y todos querrán que compartas tu droga. La vida es así, cuestión de intereses.

Cuando eres imbécil pero tienes droga

Cuando eres imbécil pero tienes droga

No os asusteis ni sufrais… que no me han pillado (ni me pillarán porque no conduzco si bebo, aunque inspire lo contrario)… Pero es una reflexión interesante la que venimos a tocar con este minicómic de hoy… El protagonista de estas viñetas, con su << Por fin me pillaron en un control de alcoholemia >>, viene a expresar el peligro que tenemos hoy día en las carreteras. No sólo con los ciclistas y sus tendencias a joder el tráfico obligando a otros vehículos a ir por debajo de los 25 km/h (lo cual es sancionable según la ley vial), sino que los conductores también son peligrosos habitantes del alfasto. ¿Puedes estar 30 años conduciendo borracho y que nunca te hayan parado? ¿Sale más rentable beber y coger el coche que coger un taxi cada cinco días? La respuesta la tendrás en el interior de tu corazón. Folla.

Por fin me pillaron en un control de alcoholemia

Por fin me pillaron en un control de alcoholemia

Gracias David D.C.

Gorda, menos gorda y no gorda… Así es como la sociedad gordofóbica califica hoy día a las curvitas o a la obesidad. Podemos ver a diario cómo muchas chicas se preocupan más de su aspecto físico que de desarrollar su intelecto, porque piensan que sus tetas va a abrirles más puertas que un título de ingeniería… Aunque en fin… sacarse una carrera tampoco es la hostia, sólo hay que tener memoria, y una vez que pasas los exámenes ya vas de guays y te crees que puedes ser un profesional, cuando en realidad eres una mierda que has perdido 6 años estudiando y te toca acumular experiencia (que podrías haber acumulado en vez de estar estudiando gilipolleces. Aplicable a algunas carreras, no es el caso de las ingenierías). ¿Gordas? ¿Menos gordas? ¿En realidad importa tanto? y… ¿Para qué importa tanto? ¿Para follar?.

gorda, no gorda y menos gorda, gordofobia, ingeniera, apariencia, mujeres

Gorda, menos gorda y no gorda

La fiscalía pide aumentar la condena de Urdangarín después de estar en libertad sin fianza ni nada, pudiéndose haber ido a arreglar sus dineritos robados a Suiza y tal. Pero ¿Va a ir este personaje a la cárcel? o ¿Va a ser una tapadera de los medios y se quedará en alguna de sus mansiones follándose a prostitutas de 10.000 €? Así es España. La mierda para el pobre, el oro para el rico. Los consejos del tito Urdangarín…

Los consejos del tito Urdangarín

Los consejos del tito Urdangarín

Opinar sobre política (y de todo) sin tener ni puta idea está a la orden del día en los trending tópics de Twitter y las tendencias de otras redes. Leo cada gran mierda a diario… que me dan ganas de destruir a todos los humanos del planeta. Pero no voy a hacerlo, porque gracias a que hay tanto mediocre suelto, mi talento se valora más.

Opinar sobre política sin tener ni puta idea

Opinar sobre política sin tener ni puta idea

Cuando se terminan las Hogueras de Alicante… ¿Qué queda como resultado? Pues un reguero de basura, gente borracha oliendo a pescado y ríos de orina.

Cosas que debes de hacer en Hogueras

Cosas que debes de hacer en Hogueras

Hogueras… esas fiestas alicantinas que duran nada más y nada menos que una semana, en las que todo el centro y parte de las afueras se convierte en el escenario de una bacanal sin precedentes. Barracas, alcohol, drogas, desfase… A tope. ¿Sabes lo que marca la tradición para tener unas hogueras plenas? Pues hay una serie de rituales… pero en concreto estoy hablando de lo que suelen hacer los más serdescos. Cosas que debes de hacer en Hogueras, la lista de logros sería:

  • Emborracharse a diario.
  • Mear en la calle.
  • Follar (Donde sea. En la calle o ajena mejor).
  • Comer como si no hubiera un mañana.
  • Tirar toda la basura que puedas por la playa.
  • Molestar a los vecinos a las tantas mil de la madrugada.
  • Drogarse.

Y esto queridos amigos son los logros más comunes durante estas fiestas. Aunque hay un lado tranquilo y sano, la gran mayoría hace que las Hogueras sean unas fiestuchas de pueblo más gracias a sus instintos más serdos.